Skip to content
Home - Blog - Frutas que sólo puedes comer en Yucatán

Frutas que sólo puedes comer en Yucatán

Frutas que sólo puedes comer en Yucatán, VallaMapa

México es conocido porque gozamos de una gran variedad de frutas frescas, con mucho sabor y algunas hasta exóticas. En muchos de los poblados de Yucatán puedes encontrar árboles frutales en los espacios públicos. También en los huertos familiares de algunas zonas, esto hace que las frutas estén literal, al alcance de la mano. O bien, que sean muy accesibles. Si quieres conocer las frutas que sólo puedes comer en Yucatán, sigue leyendo, porque en esta entrada te contaremos al respecto.

Frutas que sólo puedes comer en Yucatán, VallaMapa

Quizás no lo sabías, pero en Yucatán existe una variedad de frutas que tienen un alto potencial alimenticio. Sin embargo, son desaprovechadas y desconocidas por la mayoría de las personas y más en las ciudades. Debido a que muchas de estas frutas se recolectan en el campo. A continuación te presentamos cuatro frutas que quizá no conozcas.

Anona, Saramuyo o poox

Conocida con estos diferentes nombres, es una fruta Yucateca de aspecto extraño. Debido a que tiene una cáscara verde escamosa con protuberancias redondeadas.  También se le conoce como manzana de azúcar. Su pulpa suave y dulce. Se consume fresca y frecuentemente se usa en helados y aguas. Además, la encontrarás fácilmente en los mercados de Valladolid. Y por si fuera poco, a esta fruta se le atribuyen propiedades medicinales.

Caimito

El caimito es una fruta tipo baya, parece un globo achatado. Su cáscara es verde purpúreo. Lo encuentras de febrero a marzo. La pulpa es carnosa de color blanco o purpúreo. Su sabor dulce es muy agradable, deja una sensación pegajosa por el látex. Su textura es como la guanábana. Tiene semillas de color marrón. Se puede consumir fresca, en jugos o batidos ¡Es una fruta muy popular y muy rica!

La encuentras en la península de Yucatán desde tiempos prehispánicos. En la actualidad se cultiva mucho en los huertos familiares mayas.

Huaya

El árbol de huaya es muy apreciado por los Yucatecos. La fruta tiene una rígida cáscara y la pulpa es entre anaranjada y amarilla, poco carnosa y su sabor es entre ácido y dulce. Tiene semillas no comestibles. Se come fresca. La encuentras de junio a agosto. Suele cultivarse en los huertos familiares mayas y suele tener mucha demanda en los mercados locales y regionales. Pero también los encuentras en las calles en racimos y los preparan en vasitos con sal, chile y limón. Además, se le adjudican beneficios para la salud.

Piñuelas

Esta deliciosa frutilla proviene de las bromelias (Bromelia karatas). Las piñuelas son una especie de bayas, que asemejan aguijones. Crecen en forma de racimo, de forma circular, concentrados en el centro de la planta. 

Su cáscara es parduzca y hebrosa, cubierta de una pelusa fina e irritante. La pulpa es jugosa y un poco ácida, tiene pequeñas semillas rojas.  Para comerla se acostumbra hervirla en agua y también se puede preparar una refrescante agua de piñuela.

¡Adquiere estas frutas de Yucatán!

Muchas de estas frutas son de estación y suelen usarse de diferentes maneras. Para preparar aguas por ejemplo o para hacer dulces y conservas. O simplemente picadas con chile, sal y limón. Cuando vengas a Yucatán, prueba estas frutas, las podrás encontrar en el mercado local, en tienditas y hasta con las señoras de las comunidades que suelen vender en las calles.